Aprendiendo a Beber Champagne

Asociamos el champán, champaña o champagne sobre todo a los momentos alegres, a las celebraciones, no importa de que tipo sean. Seguro que ninguno de nosotros recuerda un Año Nuevo sin el sonido de ese tampon que sale disparado! Lo mas curioso es que a pesar de haberlo bebido durante tantos años hay un monton de cosas que seguramente desconocemos. Algunas los sorprenderán!

El tamaño importa!

De las burbujas, malpensados! 🙂 Cuanto mas pequeñas, mayor es la calidad del champán. Parece una tontería pero para los expertos no lo es, imaginen que ultimamente (y después de mucho estudiar) han descubierto incluso el modo de hacer que las burbujas sean todavía mas pequeñas. ¿Como? Reduciendo el anhídrido carbónico y el azúcar  ¿Y para que? Solo para que parezca mas elegante a la vista.

La copa ideal…

Debe tener forma de tulipán  De este modo se facilita la salida de la espuma y los aromas del champán resaltan muchísimo mas. Un dato curioso es que algunos fabricantes realizan microcortes en el interior de las copas -imperceptibles para la persona que bebe- para que el anhídrido carbónico se rompa y se libere aun mejor.

La temperatura ideal…

Debe estar entre los 7 y los 9 grados, es decir, debe beberse frió  El champán es una bebida muy sensible a los cambios de temperatura, por ejemplo, su exposición a calor excesivo o a los rayos del sol arruinaría completamente su calidad y su sabor ya no seria el mismo. Otro detalle importante a la hora de conservarlo es que debemos hacerlo en posición horizontal.

Debemos servirlo…

Con mucha suavidad, sin crear demasiadas burbujas y rellenando solo las 3/4 partes de la copa. Si ademas os gusta haceros los entendidos o intentais ser aceptados en un circulo de expertos del champán, no os olvideis de mirar su consistencia en la copa, oler el aroma y finalmente dar un pequeño trago que tendreis jugueteando un ratito en la boca para sentir su sabor. Estos simples pasos os aseguraran el carné de socio 🙂

El champán se invento…

Por accidente! Si, es un hecho curiosisimo. No hubo nadie que pasara su vida experimentando hasta dar con la formula del champán, no! Fue descubierto por pura casualidad, gracias a que una ola de frió interrumpió el proceso de fermentación de unos viñedos en el norte de Francia. Con casualidades así da gusto!

Los corchos salen disparados…

A una velocidad de entre 17 y 44 metros por segundo, así que ten cuidado adonde apuntas porque pueden hacer mucho daño! (o ya has probado alguno? jaja).

Dom Perignon…

No es solo una marca 🙂 Algunos dicen que Dom Perignon fue quien invento el champán aunque esto en realidad es falso, solo descubrió el modo de prevenir la segunda fermentación  De todas formas concedamosle el merito que tiene, porque antes de que él se dedicase a experimentar con el champán, éste tenia un color rosado. Fueron sus innovaciones las que lo convirtieron en lo que hoy conocemos, así que podríamos decir que inventó el champan moderno.

Las burbujas de una botella…

¿Cuantas son? La verdad que podríamos pasarnos una vida entera… o 2… (o mas!) contando las burbujas que hay en una botella de champán. Menos mal que existen en el mundo personas dedicadas a desvelar este tipo de enigmas y a aportar aun mas datos inútiles a nuestras ya informadisimas y saturadisimas vidas. El resultado de este trascente calculo es que una sola botella contiene entre de 44 y 57 millones de burbujas. Me encantaría saber como estos genios del burbujismo las han contado.

Las marcas superventas…

De mayor reputación y que mas champán venden en todo el mundo son las siguientes (ordenadas por volumen de ventas): Moet & Chandon, Nicolas Feuillatte, Marne & Champagne, Mumm, Jacquart, Vranken, Veuve Clicquot, Laurent Perrier, Piper Heidsieck, Lanson, Pommery, Mercier, Charles Cazanove, Cast Lane, Canard Duchene, Taittinger, Louis Roederer, Perrier-Jouet, Bollinger, Dom Perignon, Pol Roger y Krug.

Ahora solo queda descorchar una botella y poner en practica todo lo anterior. Chin Chin! 🙂